Esta semana hablamos de la propuesta de Australia para Eurovisión, nuestro país favorito del Sur de Europa, y de los muslos de su participante.

Tere hace una buena pedorreta a Estonia y su canción de opereta que hace que nos duelan los tímpanos. Cansados ya de horrores, hacemos un repaso de las canciones magníficas que nos han chiflado de años pasado y que jamás se comieron un colín, muy a nuestro pesar. ¡Injusticia Eurovisiva!