#52 - “Prrrfff” es el resumen perfecto