Nuevo episodio de 'MARCA Olímpica'

La Gimnasia Artística española cerró en el pasado Mundial celebrado en Stuttgart la clasificación de sus dos equipos para los Juegos Olímpicos de Río, algo que no sucedía desde Atenas 2004. Con Rayderley Zapata buscando su billete en suelo, Néstor Abad tiene todas las papeletas para liderar al conjunto masculino. Sería su segunda experiencia tras Río 2016 donde se quedó a las puertas de la final en el concurso all around, al que también quiere aspirar en la capital nipona.

Cautivado por Alexei Nemov y testigo de los avances de Gervasio Deferr o Rafa Martínez, cree que ha llegado el momento para que la Gimnasia española vuelva a brillar: "Se ha notado el desarrollo de estos cuatro años. Yo no descartaría una medalla en unos Juegos con Ray Zapata o Roxana Popa. Ray está entrenando muy bien y tiene la oportunidad de dar el gran salto". En contradicción con lo sucedido en Río donde, tras su bronce mundial un año antes, se vio fuera de la final: "El parón por la lesión le ha venido muy bien, superar este bache le ha venido muy bien para exprimirse al máximo".

A nivel global, serán los Juegos de Simone Biles: : "Está haciendo cosas que antes sólo hacían los hombres y está demostrando que ellas también pueden. Es muy positivo". ¿Sería una locura verla compitiendo contra chicos?: "Podría perfectamente. Podría competir y luchar por medalla. Tiene todas las papeletas para ser la gran estrella de los Juegos y seguramente sea la gimnasta que más medallas va a ganar en unos Juegos".

El módulo de Gimnasia del CAR de Madrid es su segundo hogar. El primero, lo ha formado con una familia que inauguró cuando sólo tenía 20 años: "Ser padre tan joven no es normal ni en deporte ni en la sociedad actual, pero es lo mejor que me ha pasado". Esa responsabilidad hizo que, muy pronto, su deporte se convirtiese en el modo de vida: "Podría decir que es mi trabajo pero no lo veo como tal, es mi hobby que me da dinero. Nació mi hijo a mis 20 años, tras un año parado por una lesión de cruzado y con la necesidad de tener un sueldo para mantener a mi familia. Ahí tuve que plantearme qué hacer con mi vida". ¿Hubo dudas? "Sí, pero también quiero ser feliz. Prefiero eso a ser infeliz toda la vida".

El sacrificio le ha hecho perderse el nacimiento de sus dos hijos. "Lo pasé bastante mal, sobre todo en el segundo (el de su hija hace unos meses)  porque no sabía dónde quería estar. Echaba de menos verla nacer pero también sabía que tenía que competir por respeto a todo el trabajo que estaba haciendo. No tengo buen recuerdo de esa final porque no pude disfrutarla". ¿Compensa? "Creo que ha sido bueno para que ellos mismos en el futuro entiendan que hay que en la vida hay que esforzarse mucho aunque tengas que renunciar a otras cosas. Pero no es fácil renunciar a ver nacer a mis dos hijos. Me hubiera gustado estar allí".

"Ser gimnasta duele muchos días, no te voy a engañar. Hay muchas lesiones de hombro, rodillas, espalda... todo lo completamos con gimnasio para que fortalecer. Tienes que valorar poco tu salud para hacer Gimnasia. Si piensas más en el miedo a lesionarte que en lo que tienes que hacer, la hostia está asegurada" (risas).

Otro podcast en la familia

Con los Juegos como telón de fondo y nuestra 'MARCA Olímpica' grabada a fuego, José Rodríguez te acerca semanalmente la actualidad de nuestros deportistas antes de la gran cita de este verano. Mirando de reojo a Tokio, el olimpismo conquista el papel estelar que merecen nuestras estrellas. Con el impulso de todo el Universo MARCA, recorremos juntos un camino que, en su caso, comprende una vida de sacrificio en busca de un sueño que ansiamos cumplir a su lado dentro de unos meses.

Puedes seguir a José Rodríguez en su twitter @jrodriguez_89.

Recibe cada nuevo episodio de Marca Olímpica al momento con: