A lo largo de la historia de la vida de nuestro planeta, en efecto, nuestra existencia se ha visto comprometida en más de una ocasión. Me refiero a episodios concretos que han puesto en peligro la existencia de la especie a la que pertenecemos, Homo sapiens. Hace 70.000 años, por ejemplo, una sucesión de gigantescas erupciones volcánicas dejó a la Humanidad reducida a su mínima expresión, apenas unos cientos de ejemplares. Y ahora se publica un nuevo estudio que, por primera vez, cifra el número de habitantes que tenía Europa surante la Edad de Piedra. Y su número, por escaso, nos deja asombrados: apenas 1.500 personas. José Manuel Nieves explica en el último capítulo de Materia Oscura cómo se formaron los asentamientos en la Europa de la Edad de Piedra.