La ciudad de Acapulco fue un destino elegido por la farándula de México y los Estados Unidos. Pero el crimen organizado rompió todo. Afecta por igual a los históricos clavadistas que hacen su show para los turistas y a los comerciantes que deben pagar el “piso” (extorsión). Una playa soñada con el dolor de ya no ser.

Agradecimientos:

Ismael Vázquez García, presidente de la Asociación de Clavadistas de La Quebrada

Giovanni Vargas, clavadista

Luis Knapp, abogado de la organización Artículo 19

Alejandro Martínez Sidney, comerciante de Acapulco

Francisco “Paco” Robles, fotoperiodista de Acapulco

Y a todas las personas que hicieron posible este episodio.

 

Músicas:

Jason Shaw y Monplaisir