El portero más longevo de la ASOBAL confiesa el secreto de su eterna juventud

Jose Javier Hombrados es una leyenda del balonmano español que a sus 46 años sigue en activo. El portero del Quabit Guadalajara y, al mismo tiempo, presidente de la Federación Madrileña de Balonmano desvela en ‘El Iceberg’ el secreto de su eterna juventud.

“El balonmano es mi pasión, es lo que mejor sé hacer y es algo que disfruto tanto que mientras el cuerpo me aguante y me deje, quiero seguir haciendo”, le confiesa Jota a Rafa Sahuquillo.

Hombrados habla del mejor momento de su carrera, el Mundial que gana con España en Túnez 2005, y también se sincera sobre su peor trance: “El momento más difícil fue cuando me rompí la rodilla con 40 años. Esa noche fue horrorosa porque pensé que dejaba de jugar, iba a ser el capitán de la Selección en el Mundial de España en 2013 y ya no iba a estar, se me pasó por la cabeza que igual me tenía que retirar, el propio dolor físico, la recuperación... Pero mi deseo de volver rápido fue esa cuerda a la que me agarré para volver a las pistas sólo cinco meses y medio después de lesionarme. Mi hija tenía 6 años, estaba en la grada y se puso a llorar cuando caí lesionado”.

Jota no le tiene miedo a su retirada en sí: “Tengo miedo a qué voy a hacer yo cuando después de 30 años no tenga que ir a entrenar. No tengo miedo pero sí que mi retirada me plantea dudas”, asegura. En definitiva, el portero madrileño mantiene con Sahuqui una conversación como es él, incombustible.

Puedes escuchar a Rafa Sahuquillo, de lunes a viernes, de 13.00 a 15.00 en 'Directo MARCA', en Radio MARCA, y seguirle también a través de @Sahuqui (en twitter) y @rafasahuquillo (en instagram)