Un bético que se convirtió en la referencia de una jovencísima generación de futbolistas que quiso Johan Cruyff para su Dream Team

¿El Pelao? Pues vamos con el Pelao.

Ángel Cuéllar se considera bético por encima de todas las cosas. Un jugador especial que con 15 años lideró una hornada de futbolistas en el cuadro hispalense que lograría devolver al Betis a Primera División. Su celebración dio para mucho, o para poco, según se mire. La razón la cuenta en esta charla. 

Llamó la atención de Johan Cruyff porque al técnico holandés le gustaba, y mucho, ese futbolista habilidoso, de ataque, y con mucha capacidad para moverse entre líneas. Pero una lesión le impidió brillar en el Dream Team. Formó parte de una de las mejores plantillas de la historia del Barça con Robson en el banquillo y Figo o Ronaldo en el campo. 

Títulos con el Barça, ascensos con el Betis y muchos partidos en una Liga como la española. Su irrupción fue tan rápida y tan joven como su caída de pelo. "Todo fue trepidante", cuenta Cuéllar, que asume que "muy pronto se me empezó a vaciar el estadio por el fondo norte". Por eso es un "Pelao", y por eso es el protagonista del capítulo número 10.