Un Doctor en Ciencias de la Salud con más de 30 años de experiencia en la élite del ciclismo y del fútbol con el Málaga, y con una devoción especial por los Juegos Olímpicos

Su currículum dice de él que no sólo es un masajista. De hecho, su capacidad va mucho más allá de sus conocimientos médicos para ayudar al deportista en los momentos más delicados. Comenzó en 1988 con el ciclismo, donde Tony Rominguer se ha convertido en uno de sus grandes amigos. Los Juegos Olímpicos y el Málaga han sido y son la parte más importante de su trayectoria, porque ya suma 22 años en la Costa del Sol y los de Tokio serán sus séptimos Juegos Olímpicos. 

Es asturiano y practicante. El restaurante familiar de Albandi, muy cerca de Candás y de Gijón, es fiel reflejo de su carrera por las carreteras y los estadios del mundo, y su carácter le ha servido para continuar con la amistad de muchos deportistas más allá de lo profesional. Marcelino Torrontegui es "Torron" para los amigos, un masajista y podólogo que ya ha alcanzado el Doctorado en Ciencias de la Salud antes de pasar por la maquinilla de "El Pelao". 

Mantiene dos grupos activos de WhatsApp que son su referencia. El del equipo ciclista del Clas-Cajastur y el del Málaga que principios de siglo al que llega en Primera División. Desde entonces, descensos, ascensos y participaciones de Champions en fútbol, y medallas olímpicas en ciclismo y en otras disciplinas acompañando al COE, que no le dejó escapar. Todo un lujo que va mucho más allá de sus manos. Se puede comprobar en este #Podcast. 

Caricatura: @caricaturas_Leafar