Un reportero que cumplió su sueño de disfrutar con la mejor etapa del fútbol español y que se ha convertido en uno de los abanderados en la lucha contra el ELA , enfermedad que sufre su hermano Carlos.

Es uno de los periodistas más carismáticos de nuestra profesión. Fijo en las convocatorias de la selección, es uno de esos reporteros orgulloso de esa etiqueta que que le da igual una entrevista o un reportaje para un periodico, una televisión o una radio. Ha tocado todos los palos, y pocos sabe que de su pasado futbolístico en la cantera del Atlético o de su interés por sacar el carnet de entrenador. 

En la cantera colchonera entró por sus condiciones, no porque su abuelo fuera jefe de ojeadores. Pero su camino no llegó al primer equipo, a pesar de que alguno de sus compañeros, como el portero Ricardo, sí lo consiguió. Presume de amistad con Kiko y con muchos jugadores de nuestro fútbol, y algún roce llegó a tener con ellos por esa linea tan dispersa que a veces une al periodista y al futbolista. Para el recuerdo quedarán las portadas de SportYou de Mario con Fernando Torres, premonición e historia de la selección española entre 2008 y 2012.

Se emociona cuando habla de Carlos Matallanas. Es su hermano, a quien se le detectó la enfermedad la ELA en 2015, y contra la que sigue luchando a pesar de conocer su final. Javi Matallanas se ha convertido en abanderado de la lucha para recaudar fondos y ayuda en su investigación. Enseguida cambia y vuelve a su sonrisa cuando ve a su hermano bailar en su boda, que tuvo en Rosendo a algo más que un invitado. Un #Pelao con alma de heavy que tiene presente que los pelos no lo son todo cuando uno se declara rockero.