Nunca es un partido más, y este Clásico del Camp Nou ha sido raro por todas las rutinas que ha habido que cambiar

El Camp Nou albergó un Clásico más, pero rompió todas las rutinas habituales de un partido. Desde las concentraciones, la llegada al campo, o el trabajo de muchos periodistas en el Estadio. Un Clásico que terminó sin goles, algo inusual en los últimos años. Una jornada extraordinaria dentro de un partido donde pasaron pocas cosas. Empezamos hablando del VAR después de Anoeta con el Barcelona, y terminamos hablando del VAR, pero con el Real Madrid. Esto es lo que se me pasó por delante de los ojos en el Clásico del Camp Nou.