Se enfrentan dos de los equipos menos goleados de toda Europa y dos de los portero más en forma del mundo, Courtois y Oblak. Zidane no tendrá a Hazard disponible aún y Simeone pierde a su gran estrella por lesión, Joao Felix.