Zinedine Zidane sorprendió a todos alineando de titular al lateral izquierdo brasileño y Marcelo respondió con un gran partido ofensiva y defensivamente.