Cuando Jordi Alba desmintió tener ya cerrada su renovación con el FC Barcelona, lo que era un "acuerdo total y absoluto" pasó a ser un "principio de acuerdo".