Hace tiempo que Estados Unidos dejó de ser una potencia emergente. Algunos intelectuales creen que el futuro pertenece a regímenes autoritarios como China. Pero Estados Unidos es aún un país dinámico, diverso, rico e innovador. ¿Qué diría Franklin hoy al ver esta silla? De los ciudadanos depende que no se ponga el sol.