Repasamos las estrategias de última hora de ambos candidatos basadas en unas encuestas que ambos no quieren creer, pero que ponen a Biden muy por delante de Trump

Durante buena parte del año 2016, centenares de miles de estadounidenses contestaron a un simple test de personalidad que les proponía la red social Facebook para conocer gustos, datos personales y red de amigos. Con la excusa de realizar un análisis académico, un profesor de la universidad de Cambridge llamado Alexandar Koan recopiló todos los datos de estos usuarios y los vendió a una oscura empresa llamada Cambridge Analytica.

Esta compañía comenzó a diseñar noticias falsas y publicidad personalizada para cada uno de estos usuarios en Facebook acorde con la información que les había robado. Si un usuario era aficionado a la caza, se le hacía llegar una noticia en la que se aseguraba que Hillary Clinton prohibiría su hobby, mientras que Trump la protegería. Si otro usuario era contrario a todo el ideario de Trump pero coincidía con él en algún punto, comenzaba a recibir noticias falsas que reforzaran ese vínculo, mientras que se aseguraba en esas mismas noticias que los medios 'oficiales' jamás le informarían sobre eso.

Eso provocó que millones de personas comenzaran a alejarse de los periódicos, radios y televisiones tradicionales, acusándolos de ocultar la verdad, y se refugiaran en la nebulosa galaxia de Steve Bannon, el jefe de estrategia de Trump, a la vez la persona que contrató la campaña del actual presidente con Cambridge Analytica. Tantos datos llegaron a recopilar en esta red social que, entre ellos, estaban los de su propio fundador y director Mark Zuckerberg.

No sabemos si, cuatro años más tarde, la falta de vigilancia y la ausencia de una protección de datos en estas redes sociales masivas provocarán otra victoria electoral como el protagonizado por Trump en 2016, pero sí sabemos que pueden ser unos comicios muy igualados y que la victoria o la derrota dependerá de una serie de claves que pueden decantar la balanza.

Para descubrirlas contamos en este tercer episodio de nuestro podcast con Manuel Ricardo Torres Soriano, experto sobre injerencia extranjera y desinformación, Carlos Fresneda, nuestro corresponsal en el Reino Unido y pero también viejo conocido en la corresponsalía estadounidense durante más de 10 años, y con Pablo Pardo, nuestro actual corresponsal en Washington. Yo soy Alberto Rojas, redactor de internacional del diario El Mundo y esto es Barras y estrellas.