La separación forzada de Google y Huawei no es firme todavía, y hay tiempo para recular. Pero sus efectos podrían ser devastadores para los consumidores

Google se divorcia de Huawei forzado por Trump. Los abogados de Google definen hasta dónde tendrá que cortar Google su colaboración con Huawei. De momento nada es firme pero es terriblemente preocupante. Los teléfonos actuales parece que seguirán recibiendo actualizaciones y nada cambiará. Los cambios deberán de fijarse en breve. A día de hoy hay mucha confusión.

Escenarios posibles:

  • Huaweis chinos para todos: Huawei comercializará teléfonos con su tienda de apps y sin las de Google como hace en China, pero los usuarios podrían instalarlas por su cuenta.

  • Fork: Huawei preinstala plataformas ajenas a Google y Huawei (europeas o chinas) en una versión de Android basada en AOSP + EMUI. El resto de apps seguirán disponibles.

  • Desconexión total: ninguna empresa de EE.UU. podrá comercializar con Huawei, excluyendo todas las apps americanas, WhatsApp a Gmail, de sus teléfonos.

Kernel es el podcast semanal donde Álex Barredo debate con buenos invitados sobre las plataformas y compañías tecnológicas que afectan a nuestra vida diaria. En colaboración con Omicrono y El Androide Libre.

Enlaces: