Un 4 de marzo de 1991 Steffi Graf dejó de ser número 1. Una niña ocupaba su lugar. Su nombre: Mónica Seles.

Hoy es lunes y como suele ser habitual los lunes se publican las listas de los mejores jugadores de tenis. Cada torneo que se juega te otorga unos puntos que vas sumando a lo largo del año.  

Ésta es la explicación sencilla.  La complicada, que es más reciente, es que también cuentan los resultados en el mismo torneo de la temporada anterior.

Pero en general si ganas mucho, y mejoras tus registros del año anterior, estarás arriba.

Y esto ocurre con los tenistas y con las tenistas desde 1970.

Y si nos vamos a tal día como hoy, lunes 4 de marzo, pero de 1991, en la lista de las jugadoras de tenis ocurrió algo histórico.

La joven alemana Steffi Graf llevaba 186 semanas seguidas en el número 1.  Eso son casi 4 años consecutivos. Era sin duda una tenista que hacía época, la mejor.

Pero aquel lunes, su nombre no apareció en lo más alto de la lista. Allí venía otro nombre: Mónica Seles.

Este espacio se ha emitido antes de su publicación como podcast en el programa "A Diario" de Radio MARCA.