Los penaltis son momentos muy especiales en el fútbol. A veces te toca sufrirlos, pero tienes la esperanza de que tu portero lo pare. A veces te toca marcarlos, pero el delantero de tu equipo puede fallarlos. Es la vida.

Los penaltis son llamados penas máximas. Como una condena. Cuando en realidad es el mejor momento del fútbol.  Los sistemas, las tácticas, las charlas en el vestuario no sirven de nada…. Todo el juego se convierte en algo más sencillo y mucho más complicado a la vez.  

El terreno de juego se transforma en el viejo y salvaje oeste, duelo en OK Corral, uno contra uno mirándose a los ojos, Clean Eastwood contra Lee Van Cleef, el tiempo se detiene, se hace el silencio, y los espectadores aguantan la respiración porque saben que marque o falle, pare o haga la estatua, en ese justo momento la vida puede ser maravillosa.

Este espacio se ha emitido antes de su publicación como podcast en el programa "A Diario" de Radio MARCA.