Hace 26 años celebramos o lloramos el final de liga más alucinante de la historia. Es lo que tiene el fútbol y la vida.

Todo el deportivismo estaba destrozado.  Pocas veces el fútbol fue más cruel con un equipo que aquella noche del 14 de mayo de 1994.  Toda la ilusión de una ciudad, de una afición y de todo lo que representaba el humilde se había desvanecido desde los 11 metros.

Pero la vida no se paró ahí, y la vida siguió, y el Barça campeón cayó goleado en la final de la Champions por el Milán y unos años más tarde el Deportivo sí conseguiría la Liga, porque ya sabes que la vida puede ser maravillosa.

Este espacio se ha emitido antes de su publicación como podcast en el programa "A Diario" de Radio MARCA.