Nos falta, lo echamos de menos. El silencio está muy bien, pero el ruido es necesario, más cuando hablamos de fútbol.

Hoy vamos a recordar el momento en el que en un estadio de fútbol se produjo la mayor explosión de ruido de la historia.

Fue en una última jornada de liga y en un estadio pequeño pero abarrotado: El Sadar de Pamplona.  Aunque en mayo de 2009 se llamara Reyno de Navarra.

Peleaban Osasuna y Real Madrid y los rojillos se jugaban la permanencia...

Este espacio se ha emitido antes de su publicación como podcast en el programa "A Diario" de Radio MARCA.