En el escenario post-Crisis, el tándem Starlin/Mignola nos regaló esta obra maestra DC, que hoy analizamos en profundidad

Cuando el humo de las Crisis en Tierras Infinitas todavía estaba despejándose en la nueva DC de finales de los años ochenta y las series y sus personajes todavía estaban encontrando su nuevo rumbo, dos autores de la talla de Jim Starlin y Mike Mingola se reunieron para firmar una miniserie de cuatro números que servía de escaparate para reunir a las grandes figuras de la editorial y enfrentarlas ante una amenaza casi imposible de vencer.

En las mismas páginas se reunían Superman, Batman, Starfire, el Green Lantern John Stewart, Darkseid, el Detective Marciano o Etrigan. Aquella miniserie se bautizó Odisea Cósmica, y aunque no sea una de las obras más recordadas habitualmente de los ochenta en general y de DC en particular, nosotros sentimos un cariño especial por esta obra, una auténtica joya a cargo de dos leyendas de la industria del cómic. Hoy, nos reunimos para analizarla en profundidad, con mucho cariño pero también sin ninguna piedad. Esperemos que os guste.