Donald Trump y su nuevo mejor amigo Vladimir Putin mantendrán una reunión en Helsinki. Mientras la Unión Europea se queja de las actitudes de su "aliado".

Las amistades de Donald Trump son sorprendentes. Hace unos años parecería impensable que Kim Yong-Un y Vladimir Putin fueran los mejores amigos de un presidente de los Estados Unidos.  Pero hay pocas fronteras que Trump no pueda traspasar.

Mientras sus aliados históricos como sus vecinos Canadá y México, o la propia Unión Europea, miran extrañados su comportamiento. Las bolsas recelan y llegamos al verano más extraño de los últimos años en las relaciones internacionales.

Suscríbete

Recibe cada nuevo episodio de Los hilos de Washington al momento con: