El escándalo le acompaña. Esta vez Donald Trump visitó Bruselas y Londres y no dejó indiferente a nadie.

Poco a poco ya vamos viendo cómo funciona la forma de negociar de Donald Trump los asuntos internacionales.

Primero aumenta la tensión antes de la primera reunión, luego la rebaja en el cara a cara, aunque en los medios dice otra cosa y finalmente se apunta el tanto del éxito aunque la realidad sea diferente.

En la reunión de la OTAN no iba a ser menos, y tampoco en su visita a Londres.  

¿Qué pasará en Finlandia con Putin?

Suscríbete

Recibe cada nuevo episodio de Los hilos de Washington al momento con: