Te acercamos la historia del joven técnico húngaro, que cumplirá su sueño la próxima temporada: ser primer entrenador en el baloncesto profesional.

Adrián Kovács (Székesfehérvár, Hungría, 1993) llegó a España cuando tenía 15 años. Con motivo de un intercambio, dejó su país para estudiar y, de paso, jugar al deporte de la canasta. Cuando parecía más interesado por intentar convertirse en agente, los banquillos le llamaron la atención. Así empezó a dar rienda suelta a una faceta técnica que desarrolló durante ocho temporadas en tierras españolas.

Gracias a su labor como entrenador de formación en Alicante, tanto en la Fundación Lucentum como en distintos colegios y escuelas, Kovács pudo regresar a casa en 2017. El DEAC de Sándor Berényi de la máxima categoría húngara reclamaba sus servicios. Tras ser ayudante en el primer equipo y responsable de los conjuntos U23, U20 y universitario, el club le ha confiado la dirección de su escuadra profesional.

¿Cómo ha sido el camino de Adrián hasta alcanzar este logro? ¿Qué se lleva de las experiencias vividas lejos de los suyos y de los maestros de los que pudo aprender? ¿Ha sido más fácil llegar a sus jugadores al ser pocos años mayor que ellos? ¿Por qué los detalles tienen tanta importancia en su filosofía? ¿Cuáles son sus consejos para entrenadores jóvenes que, como él, desean llegar lo más lejos posible?

Acompaña a Millán Cámara y Jota Cuspinera en el viaje, por estas y otras inquietudes de nuestro invitado, que constituye el vigesimoprimer episodio del podcast de Basketball Insights.

¡Síguenos en Twitter! @millancb, @jotacuspi y @BballInsights.

¡También en Facebook! Jota Cuspinera.