En estos meses de coronavirus todos hemos sentido un fuerte cóctel de emociones que habrán variado de la preocupación a la ira o del miedo a la tristeza absoluta.

Sensaciones profundamente humanas.

Pero la manera en la que afrontemos esta situación tan anómala que estamos viviendo hará más difícil que terminemos sufriendo ansiedad, depresión o alteraciones del sueño que deriven en casos clínicos.

El catedrático de Psicología de la UNED Miguel Ángel Vallejo está llevando a cabo desde principios de abril un test que supone una foto fija de cómo están reaccionando nuestras cabezas ante tanta incertidumbre.

Según sus datos, con una muestra de 600 personas, la incidencia de los trastornos de ansiedad generalizada está en torno al 33% durante el confinamiento. Estamos hablando de un problema severo de ansiedad, no de algo puntual. En cuanto a depresión que requeriría tratamiento profesional sería de un 20%.

Charlamos con él sobre este proyecto de investigación sobre el impacto psicosocial de la Covid-19 en el episodio número 16 del podcast #nosquedamosencasa del diario El Mundo. El encargado del montaje es mi compañero Daniel Izeddin. Yo soy Virginia Hernández.

La investigación sigue en marcha y, como nos comenta el profesor Vallejo, los resultados pueden ayudar a detectar y anticipar la demanda de atención psicológica que va a haber después de que podamos por fin volver a la normalidad.

Un podcast del diario El Mundo sobre la crisis del coronavirus