Cinco personas ponen en marcha un ambicioso proyecto en el que la colaboración público-privada ha sido fundamental. Cada línea de producción robótica permitirá realizar 2.400 test diarios y trabajará sin descanso.

La falta de tests de detección del coronavirus está siendo uno de los mayores problemas para afrontar esta crisis y poder, poco a poco, volver a la normalidad.

Estos días escuchamos muchas iniciativas solidarias de particulares y empresas para colaborar con las instituciones públicas en esta pandemia. Vamos a hablar de varias de éstas en el podcast del periódico El Mundo #nosquedamosencasa. Soy Virginia Hernández, periodista de este diario, y mi compañero Daniel Izeddin se encarga del montaje.

En un principio, pensamos en sumar varios proyectos en este undécimo episodio de este podcast, pero merece la pena conocer cada una con mayor profundidad.

Javier Colás lleva más de 35 años trabajando en la industria de dispositivos médicos y todos ellos, además, en colaboración con el sistema nacional de salud.

Junto a cuatro colegas, Sandra Figaredo, de Llorente y Cuenca, Andreu Veà, ingeniero al frente de una ONG barcelonesa, María Parga, de la asociación de empresas que trabajan con blockchain, y Rocío Martínez, responsable de un laboratorio de microbiología en el Kings Collage de Londres, han puesto en marcha un proyecto con superordenadores que multiplicará exponencialmente el número de tests que se puedan realizar en España.

Ya han conseguido montar cuatro líneas de producción robotizadas que están en La Paz y el Instituto Carlos III de Madrid, y en el Clinic y el Vall d'Hebrón de Barcelona. Podrán hacer 2.400 test diarios y trabajarán 24 horas al día y siete días a la semana. Escucha cómo fue el periplo en el que la colaboración público-privada ha sido fundamental.

Un podcast del diario El Mundo sobre la crisis del coronavirus