Se podría decir que estamos en un "impasse", un momento en que la Naturaleza parece haberse cerrado en banda y ha decidido dejar de revelarnos sus secretos. La cuestión es que, en todo el mundo, los físicos están desconcertados. Y no saben muy bien cuál debería ser el siguiente paso. Hacen falta nuevas ideas, una nueva teoría que sustituya o amplíe el modelo estándar. Y esa teoría, esa guía, hoy por hoy no existe. Es decir, que los físicos ya no saben muy bien qué es lo que tienen que buscar, ni hacia dónde enfocar sus esfuerzos para hallar pistas de esa "Nueva Física" que nos llevará a desentrañar los muchos misterios que quedan.